Problemas por dolor; vaginismo o dispareunia:

 

El vaginismo es una contracción involuntaria de los músculos que rodean la entrada de la vagina que se produce cada vez que se intenta la penetración (coito) o la introducción de algún objeto en ésta (el espéculo del ginecólogo/a, un tampón, etc.) El músculo implicado se llama puboccocígeo (PC). Las mujeres con vaginismo experimentan una fuerte contracción involuntaria en el pubococcígeo que hace imposible la penetración, las mujeres con dispareunia sienten diferentes grados de dolor durante la penetración aunque ésta puede ser posible.

 

Existen varias causas de tipo orgánico, psicológico o social que explican el vaginismo. En la mayoría de los casos, el vaginismo se desarrolla a consecuencia del miedo al dolor: Cuando una mujer teme a la penetración, contrae involuntariamente el pubococcígeo, lo que imposibilita la penetración (o hace que ésta sea dolorosa). El miedo al embarazo, el temor al parto, la desinformación o el desconocimiento acerca de la anatomía genital son buenos caldos de cultivo para el miedo y, en definitiva, para el establecimiento de un problema de vaginismo.

 

 

El tratamiento del vaginismo se adapta (como en el resto de problemas sexuales) a los resultados de la evaluación de la clienta, pero suele incluir en casi todos los casos un componente informativo, el entrenamiento en relajación y el entrenamiento con el músculo PC, además de la intervención específica para el vaginismo.