Fobia social

Ansiedad Social (Fobia social):

 

 

El término fobia se utiliza para referirse a reacciones de miedo desproporcionadas ante situaciones que en realidad no son tan amenazantes como para justificar dichas reacciones. Por norma general, este miedo suele llevar a la persona a evitar la situación temida, o bien a enfrentarse a ésta con un elevado grado de ansiedad o malestar. La persona no es capaz de ejercer un control voluntario sobre su miedo, aunque es consciente de que éste es irracional y exagerado.

 

En el caso de la fobia social el miedo irracional está causado por una o más situaciones sociales en las que las personas están expuestas a la evaluación de personas desconocidas (o poco conocidas, que no pertenecen al ámbito familiar o al grupo de amistades, como los compañeros /as de trabajo, de clase, etc.). La persona teme ser evaluada negativamente por estas personas, a actuar de forma embarazosa o humillante ante ellas, o a mostrar síntomas de ansiedad y que los demás se den cuenta de ello.

 

Este miedo puede conducir a que la persona intente evitar aquellas situaciones de interacción social que le producen temor, aunque como esto suele ser muy difícil, pueden usar formas más sutiles de evitación, como puede ser estar en ese entorno pero interaccionando lo menos posible, tratando de mantenerse al margen (sentarse en lugares apartados, no hacer preguntas en las reuniones, eludir ser el centro de atención, etc.).

 

En otras ocasiones la persona con fobia social teme que la observen cuando realiza diferentes tareas cotidianas como comer, viajar en autobús, etc., especialmente cuando el sujeto se siente ansioso. Les preocupa que les vean desmayarse, parecer enfermo, ponerse colorados /as o temblar y que los demás lo noten.

 

El tratamiento cognitivo-conductual para este tipo de fobia suele incluir técnicas cognitivas para modificar las creencias irracionales, así como técnicas conductuales como la exposición y entrenamiento en habilidades sociales.